17 mayo, 2006

Nada x aquí

Hay un programa en Cuatro que me gusta bastante (y no es House ;P) . Se trata de Nada x aquí. Es un programa de magia en el que los trucos se realizan en el plató, pero también en la calle, otras veces con cámara oculta, llevan invitados (magos también) al estudio, engatusan a famosos... Digamos que es variadito.

Para ayudar un poco más a que me gustase leí una de las mejores críticas que recuerdo sobre programas televisivos. Decían algo así como que el espectador de magia se divide en dos tipos: el inteligente, y el que no lo es. El inteligente ya sabe que se encuentra ante un truco, que en el fondo es una cuestión de rapidez manual del mago, de habilidad, y se deja engañar, regresa por un instante a la infancia, fluye con el espectáculo para que todo salga bien, y muestra genuina sorpresa cuando el ilusionista le hace aparecer una moneda de detrás de la oreja. El espectador no inteligente (por ponerle un nombre), se empeña en querer desentrañar los misterios del mago, pretende saber más que nadie en la sala, y habla de cómo ha podido hacer que saliese un conejo de la chistera. No disfruta, ni deja disfrutar a los demás.

La crítica me recordó ligeramente a las mentirijillas piadosas. Ésas que sí que se pueden decir, sobre todo a los niños, con la excusa (para nuestra propia conciencia, que no para la suya) de que es mejor una de esas pequeñas mentiras que una verdad traumática. Esas mentirijillas que me cuentas ahora que ya soy mayor, que yo hago que me creo, y que tú haces como que no te das cuenta de que en realidad no me creo. Todo para que la máquina siga engrasada, para dar una sensación de normalidad. Mejor una mentirijilla piadosa, que una verdad que me haga daño.

Os recomiendo el programa. Lo único malo es que lo echan los sábados a las 21:45, cuando muchos ya estáis con pocas ganas de ver la tele porque os estáis arreglando, o a punto de salir. Pero, si tenéis oportunidad, echadle un vistazo. Y a ver si descubrís qué tipo de espectadores sois.

5 Comments:

Anonymous Hormiga_Di said...

Yo lo he visto un par de dias...esta genial!

17 may. 2006 14:08:00  
Blogger Elaine said...

Se te olvida, a ese selecto grupo "afortunado" (o no según se mire, pero pocos si que son) al cual el mago, intenta explicar y enseñar los misterios del truco. No todos los magos se llevan a la tumba sus secretos.

Este mismo grupo, se divide en dos. Los que le escuchan con atención, y les merece la pena conocer. Y los que prefieren hacer oidos sordos, ver el truco, y seguir con la "mentirijilla". En realidad, para este último, ya no sería mentirijilla, simplemente, no quiso escuchar.

Yo soy de los que me gusta disfrutar de un truco de magia sin darle vueltas. Por muy tonto que sea, me asombra. ¡Claro! que si me lo enseñas, aún lo apreciaría más. Oye! Para gusto los colores!

17 may. 2006 16:40:00  
Blogger Dek said...

Así que me cuentas una mentirijilla para después asegurarme que eso mismo que me has comentado no es verdad... Pues qué pérdida de tiempo, ¿no? O bien me dices la verdad desde el principio, o no me cuentes que es mentira sin decirme cuál es la verdad. Prefiero quedarme en la ignorancia.

El mago no suele revelar sus trucos a su público. Porque entonces no puede volver a utilizarlos ;)

En fin, yo también soy de los que se sorprenden con cualquier truquito, por muy sencillote que sea. Y además prefiero que no me lo destripen, no sea que pierda la ilusión. Hago como que no sé que es mentira, y el mago tan contento. Y yo tan sorprendido.

17 may. 2006 19:33:00  
Anonymous Anónimo said...

que diver

18 may. 2006 17:55:00  
Blogger Dek said...

¿Qué diver el post en general? ¿Algo en concreto? ¿Los comentarios? ¿Es irónico?

¿Por qué firmas como anónimo? ¿Se te ha olvidado poner tu nombre? ¿O no querías ponerlo?

¿Eres el mismo anónimo que ha escrito en el blog de Helena seis minutos más tarde?

Espero que contestes a algo.

18 may. 2006 23:32:00  

Publicar un comentario

<< Home