11 junio, 2006

Un día en las fiestas de Coslada (II)

Hola de nuevo, queridos lectores y lectrices.

Continuando con mis peripecias en las fiestas de este pueblo mío, empezaré diciendo que al final no pasé ayer por casa de las titas al dejar de escribir, porque Sonia tiene examen el lunes, y había que dejarla estudiar un poco. El caso es que quedamos a las once para ir de botellón, y la gente llegó tarde, como ya es costumbre. Un poco desorganizados acabamos llegando al recinto ferial, donde vimos primero los fuegos artificiales (cada día se hacen un poco más pesados), y luego procedimos a dar cuenta de las botellas. Como siempre, no hay mucho que resaltar de esta fase. Estuvimos entre nuestro botellón y el cumpleaños de María (cerca del cuál me encontré con Anita, cosa curiosa porque hacía o más que no la veía y en las últimas semanas nos hemos visto dos veces), hubo mucha, mucha gente, apariciones estelares (siempre siendo yo quién primero avistaba a los aparecidos, soy un crack), y poco más.

La gente iba ya un poco tocadilla, así que nos fuimos hacia las carpas, otra vez a la del Club de Tenis de Mesa, y pasamos un calor de pelotas. Los nenes, que iban un tanto mamados, estuvieron botando toda la noche, a excepción de un rancio que yo me sé, y que se salvó por regalarme una rosa negra XDD Otra vez roces con las nenas circundantes, para luego nada de nada, excepto una golfilla tajada que se puso muy cariñosa conmigo para que le dejase el sombrero estampado de vaca que me había calzado Ender. La verdad es que la tía me lo podía haber agradecido después... En fin, mucho sudor (sobre todo en las camisetas de Felipe y de Pablo), muchas risas, y a dormir a las tantas de la mañana. Una putada llegar a la parada del autobús a la hora idónea para pillarlo (el que pasa por aquí tiene una frecuencia los fines de semana de una hora) para que luego no pase, porque te tiras veinticinco minutos esperando de pie para luego irte a patita hasta tu casa. Duermes un par de horas de ocho a diez, te levantas para ir de nuevo a los encierros, y cuando pasas a buscar a las niñas, se han dormido las dos XDD

El caso es que llegamos a la plaza de toros y encontramos sitio otra vez de chiripa. Y como hoy no hacía calor apenas, pues no me he quemado casi las rodillas. Ni los brazos. Menos mal que ayer aprendí un poco y hoy me he llevado una gorra. Los encierros han sido hoy un poco cansinos. No sólo por el calor, también porque hoy a los toros y a alguno de los cabestros se les ha plantado en los cojones que no entraban al callejón, y ha habido un montón de tiempo muerto en el que yo seguía asándome a fuego lento. Cuando hemos terminado, hemos intentado repetir la jugada de la Peña Taurina de Coslada (la del padre de las titas, que ayer no sabía cómo se llamaba), pero hoy estaba cerrada, y nos hemos quedado sin Coca-Cola gratis. Por eso Diana nos ha dicho que si queríamos subir a su casa a beber algo, y al final me han liado para que me quedase a comer allí... Yo no quería, pero estaba la carrera de Alonso en la tele, y si me iba hasta mi casa me iba a perder una buena parte... La cosa es que Sonia nos ha preparado unos macarrones la mar de ricos, y ya hemos hecho allí la tarde. Sonia haciendo como que estudiaba, Diana durmiendo (hay fotos en mi móvil que lo demuestran), Celia dormitando y viéndose en Soy el que más sabe de TV en el mundo (o como se llame el programa ese), y yo viendo el partido de Nadal (ole, ole y ole). Al final les he enseñado unos vídeos del Gañán (el de La hora chanante, incultos) y luego nos hemos ido a ver a la pequeña Nadia, que estaba de visita en Coslada. Para los que no la conozcáis, Nadia es la sobrina de las titas, y debe de tener unos seis meses. No os quiero contar cómo se les caía la baba a las nenas con ella. Y lo graciosa que es la pitufa haciendo pedorretas.

Por fin he vuelto a mi casa a eso de las ocho de la tarde, y ya me están liando para volver a salir... En fin, tendré que hacer de tripas corazón y ducharme un poquito para dar una vuelta ;P Mañana, si procede, hago una tercera entrega, pero no creo que dé para mucho.

Saludos a todos.

PD: Este post tampoco pienso releerlo, que lo sepáis.

3 Comments:

Anonymous Di said...

Ayer las fiestas eran una locura de la gente que había!!

Y de los encierros..ayer estuvieron mucho mejor, y la gente estaba mas animada que hoy, pero weno! tampoco nos lo hemos pasado mal criticando a los millones de cavazanjas que habia en la plaza, eh!!jijii!!

Por cierto, en las fotos estoy to' tronchá, no la enseñeeeesss!!

Esta noche a casa prontito, q ya los cuerpos estan resentidos!!
Besitooooss!!

PD. Normal q se me caiga la baba con la peke Nadia...si esq es lo mas bonito!!jijiji!!

11 jun. 2006 21:16:00  
Blogger Elaine said...

Simplemente, os odio (con amor, eso sí), pero os odio XDDDDDDDDD

12 jun. 2006 14:18:00  
Blogger Dek said...

Jur, jur, jur. Qué de cavazanjas, madre mía. La pena es que las vacas no hayan dado unos cuantos revolcones a alguno más.

¡Vaneeeeeeeee! No nos odies, pequeña. Piensa que nosotros hemos estado pasando frío en la calle, mientras tú estabas bien calentita en casa. Y nosotros destrozándonos el hígado, mientras que tú lo tendrás más sano... Dónde va a parar, lo tuyo es mucho mejor ;P

Un par de besazos, nenas.

12 jun. 2006 19:20:00  

Publicar un comentario

<< Home