04 agosto, 2007

Revisión anual

- El siguiente.
- Soy yo.
- Pase. Pues usted dirá...
- Vengo por la revisión anual. Me dijeron que tenía que pasar por aquí por si había algo raro.
- Ah, sí, ya veo su historia. A ver, levántese la camiseta y dése la vuelta. Mmm... No veo nada. Parece que ha curado bastante bien. No ha quedado marca.
- Es que me documenté primero en la Wikipedia, ya sabe.
- Ya... ¿Alguna cosa rara que haya notado?
- Pues no, la verdad. Me encuentro bastante bien. Al principio escocía un poco, pero me puse unos emplastos que tenía por casa y fue remitiendo.
- ¿Siente algún hueco, se nota más ligero?
- Eso sí, pero para compensar me he vuelto a colocar este ventrículo que se me cayó hace unos años. No es lo mismo ni de lejos, pero algo hace.
- Se nota que ya tiene experiencia en estas cosas.
- Hombre, a base de verse uno obligado, es lo que hay...
- ¿Han hablado algo en este tiempo?
- Prácticamente nada. Es que lo metí en formol casi al instante, y eso dificulta bastante la comunicación.
- Sí, bueno, no se puede tener todo. En fin, aquí le doy estos papeles para que se haga unas cuantas pruebas y análisis, por comprobar que todo está bien. Si no hay nada raro, nos vemos el año que viene. Probablemente sea la última vez que tenga que pasar por aquí.
- Pues me da usted una alegría, doctor.
- Nada, hombre, para eso estamos.
- Pues muy bien. Buenos días.
- Buenos días.

2 Comments:

Anonymous zazou said...

¿La seguridad social?

4 ago. 2007 20:06:00  
Blogger Dek said...

Nah. Teniendo colaboradora no me asustan esas cosas. Dejémoslo en paranoias propias...

5 ago. 2007 14:02:00  

Publicar un comentario

<< Home