15 junio, 2006

¿Qué tal?

Yo estoy tristón. Ayer empecé el día de una manera bastante anodina. No había nada especial, ni bueno ni malo. Un rato después, me sentía bastante contento (los motivos no vienen al caso ahora). Estuve así un ratillo, casi ilusionado, me atrevería a decir. Y pasados unos minutos, empecé a sentirme como estoy ahora. Para que os hagáis una idea, os voy a poner un ejemplo tontorrón.

Volved a la época en la que erais pequeñajos. Y pensad en vuestro juguete favorito, con el que habéis pasado montones de tardes en el parque o en vuestra casa, o en casa de algún amigo. Ése con el que os olvidabais de los deberes, de las broncas de vuestros padres y de todo lo demás. Imaginad que se os pierde un buen día, con lo que os ponéis muy tristes. Así pasáis semanas, alicaídos. Y otro buen día, al llegar a casa os encontráis con que el juguetito de marras está encima de vuestra cama. Mamá (que es una señora que sabe mucho y que siempre acaba encontrando las cosas perdidas) os dice que lo teníais por ahí tirado, y que ya podéis volver a estar contentos. Y os alegráis mucho, y volvéis a jugar y a pasarlo bien, a sonreir, e incluso a reir a carcajadas. Pero entonces veis que hay algo raro. Al principio no os dais cuenta, pero luego empezáis a notar que faltan cosas. No están las marcas de todas esas horas que habéis pasado juntos. El rozón contra una pared, el trocito que le falta de una caída, la quemadura... No es el mismo. Es uno que os han comprado para suplantar al vuestro, al único, al de verdad. Y entonces volvéis a entristeceros. Obviamente, no vais a tirarlo a la basura. Sabéis que han hecho un esfuerzo para comprarlo, que lo han hecho por veros de nuevo sonreir.

Bueo, va, que me estoy poniendo pesadito ya. Que estoy tristón y nada más. Y en vez de contárselo a alguien, o de ir al psicoanalista, que debe de costar una pasta, vengo aquí a escribirlo para daros la barrila insufriblemente. Otro día os cuento cosas más alegres.

4 Comments:

Anonymous Di said...

Sonrie pekeño, o ya nunca mas te llevare a los encierros ni a ningun lado , eh?? ;)

15 jun. 2006 19:42:00  
Blogger Dek said...

¿Puedo hacer trampas y poner una de esas sonrisas que tú y yo sabemos? ¿O con esas tampoco me vas a llevar?

:)

15 jun. 2006 19:55:00  
Anonymous DI said...

Esas sonrisas no valen...quedamos en eso, no?? aunq a veces no salen otras ,hay q reconocerlo...bueno, q yo te llevo a los encierros y a donde sea...ole!! :D

17 jun. 2006 12:48:00  
Blogger Dek said...

Jejejejejejeje. Muchas gracias por llevarme a los sitios. ¿Quién me iba a sacar por ahí si no...?

En cuanto a las sonrisas... Venga, vale. Las pongo del todo. Pero sólo si me salen. Si no, vuelvo a estar de morros, que se me da muy bien.

17 jun. 2006 13:27:00  

Publicar un comentario

<< Home