15 octubre, 2006

Pues no estuvo tan mal

No señor, no estuvo tan mal la noche, después de todo. Tampoco fue para tirar cohetes, pero viendo cómo pintaba en un principio...

Hallábame yo viendo el primer capítulo de The It Crowd y esperando a que se hiciese la cena, cuando suena mi móvil. "Que si nos vamos a ver El laberinto del fauno", me dicen. Ah, pues mira qué bien, porque tenía ganas de ver esa peli. Así que me pongo a escrutar la cartelera y quedamos para ir a la sesión de las 22:10. Es decir, en menos de una hora tenía que cenar, fregar los platos, ducharme y bajar hasta el cine. Una pena que no me diese tiempo a afeitarme.

La película me gustó bastante. No voy a hacer comentarios de experto, porque no tengo ni puta idea. Sólo puedo contaros si me enganchó o no, y el caso es que sí. Tiene momentos algo violentos, así que, si sois sensibles a ese tipo de cosas, id con alguien que os avise de cuándo podéis volver a mirar a la pantalla. El caso es que me recordaba un tanto al Alice de American McGee. Es un juego de ordenador de hace ya unos añitos en el que Alicia vuelve al País de las Maravillas para descubrir que todo se ha vuelto oscuro y siniestro. La propia Alicia tiene unos toques un tanto góticos. La prota de la peli no es así, pero el mundo de fantasía que descubre/crea sí que tiene esos tintes oníricos y decadentes. Vamos, que os la recomiendo bastante.

El resto de la noche fue un tanto típico. Estuvimos en el Zeus tomando algo y, si bien al principio la música dejaba bastante que desear, luego se fue animando la cosa. Si es que hasta me pusieron Siempre que quiera, de Muchachito Bombo Inferno (los asiduos al blog quizá recuerden que hablé de esa canción hace unas entradas), además de Fito, Platero, Offspring, Dire Straits y no sé cuántas más. Luego pasamos un ratito al Íkaro porque en el Sugar había una cola tremenda (y eso que llegamos a las tres y veinte, poco más o menos). Qué de mujeres feas que nos rodearon ahí, madre mía. Yo creo que todas las que había en el bar se pusieron a nuestro lado. Lamentable... Cansados ya de tragar humo y de que la música fuese un poco pesada nos largamos a casa, y poco más que destacar, creo.

Conclusiones: 1.- Los planes elaborados a última hora suelen salir bastante bien. 2.- Cuando el jueves dije que si no salíamos de alguna casa ese día no lo haríamos en todo el puente no me equivocaba. Al final, ni parque ni pollas ;)

1 Comments:

Anonymous LaNena_Son said...

Teniamos que "desintoxicarnos" de parque luisito...Que nos espera una laaaaaaaaarga semana para pasar horas alli,jejeje!
Un besitooooo

15 oct. 2006 14:55:00  

Publicar un comentario

<< Home