18 octubre, 2006

El carnet, por favor.

Todos hemos escuchado la frase alguna vez, ¿a que sí? Esos intentos de entrar en el bar de turno sin tener la edad... Seguro que a unos cuantos os ha pasado. Y es que para casi todo en esta vida hace falta tener algún permiso, o carnet, o algo por el estilo.

Muchos de los que estáis leyendo esto tenéis carnet de conducir. Así que sabréis que, para detectar si sois un peligro al volante, os hacen un psicotécnico. Bueno, en teoría, porque el mío fue de risa. "¿Tienes alguna enfermedad?" "No." "¿Llevas gafas?" "Tampoco." "Pues hale, suelta la mosca y te firmo el papel." Se supone que miran si eres apto o no, además de tener que pasar después por un examen teórico y uno práctico. No está mal, teniendo en cuenta que un coche puede ser muy peligroso. Una forma de controlar quién está en condiciones para conducir, y quién no.

Algo similar pasa con las armas. Reconocimiento psicológico y, si no estás muy loco, ya puedes pegar tiros.

Entonces, ¿por qué no inventa alguien un método para decidir quién puede tener hijos y quién no? Las dos últimas noticias aparecidas en la prensa hablaban de un padre que dejó morir a su hijo de hambre, mientras que su hija tenía que ingresar en el hospital por desnutrición, para jugar a las tragaperras, y de una madre que intentó hacer que atropellasen a su bebé. Al no conseguirlo, la emprendió a golpes con el pequeño.

A ver, señores y señoras, si no van a poder/querer hacerse cargo de un hijo, no lo tengan. Si les pica entre las piernas, se ponen un condón, o le dicen a su pareja que se lo ponga, pero no traigan un bebé al mundo para luego dejarlo en un contenedor de basura. Que no es tan difícil hoy en día evitar un embarazo.

De la misma manera, algo parecido podría hacerse a la hora de comprar animales. Doy por supuesto que todos habéis visto el vídeo del descerebrado que le daba una paliza tremenda a su perro con todo lo que pillaba a mano. Y para colmo, los vecinos del pueblo le jaleaban en los juzgados y amenazaban al veterinario que le denunció. Volvemos a lo de antes. Si no quieres/puedes cuidar del animal en cuestión, no lo compres, coño. Y si lo tienes, acepta la responsabilidad que significa, y, si no le puedes dar una vida de rey, al menos no lo maltrates.

Al final todo se resume siempre en lo mismo: falta educación en este país (y en muchos otros). Hay que leer más libros, niños.

4 Comments:

Blogger Elaine said...

Oins, cuanta verdad :_( pobres pequenios...con la de gente que hay en el mundo deseando poder tener hijos... Qué mal está repartido el mundo!!!

Besos mocosos peque!!!

18 oct. 2006 22:46:00  
Anonymous Di said...

Hay gente muy mala por el mundo, no entiendo cómo les pueden hacer eso a sus mascotas y mucho menos a sus propios hijos...en fins.
Y lo del carnet: soy la persona a la que más le piden el carnet en los bares que conozco...que rebaso la edad en 4 años ( casi 5 ya!!) joeeeee!!!

Elaine, tu estas mocosita y yo con la garganta para tirarla...hay q recuperarse para el findeee!!jijiji!!

Besines!!

19 oct. 2006 1:16:00  
Blogger Dek said...

Bueno, por el carnet no te preocupes. A mí me lo han llegado a pedir estando seis años por encima de la edad y con unas barbas de las mías, ya sabes ;)

En fin, pequeñas, quitaos esos catarros y dolores, y a ver si el fin de semana estáis bien las dos, aunque Vane trabaje.

Un besillo.

20 oct. 2006 0:03:00  
Anonymous LaNena_Son said...

A esas personas ya sabeis donde las metia yo...no lo voy a decir para no repetirme...y vosotras poneos buenas ya,que luego me lo pegais y estoy un mes y medio moqueando,jejejeje!!!!(pero os lo digo desde el cariño que nos une)

Un besazoooo

20 oct. 2006 1:13:00  

Publicar un comentario

<< Home